BREAKING NEWS
.

viernes, abril 04, 2014

Acusan de despojo a ex Director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Lulú Solano Mena denunció un presunto despojo por parte de Ariadna Medina Mejía y Martin Ruiz Cuevas, ex director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya y del entonces llamado Inviqroo (posteriormente Infovir).

La mujer señaló, con demandas en mano, que Ruiz Cuevas y su esposa pretenden despojarla de los predios 4 y 5, de la manzana 151, del fraccionamiento Zazil Ha, ubicados en la llamada nueva Quinta Avenida, entre las calles 38 y 40, y que se encuentran justo a un lado del hotel de la pareja; debido a la complicada red legal por medio de la cual ella adquirió los predios.

En conferencia de prensa, detalló que ambos predios eran propiedad de Martin Ruiz Cuevas y Ariadna Medina Mejía, que el 4 de agosto de 1997, a través de contrato privado, los vendieron a la empresa Playa Beach Propierties; la cual, a su vez, el 17 de junio de 1998, a través también de un contrato privado de cesión de derechos, entregó en propiedad a William Giraldo Jiménez, un colombiano que ingresó al país como turista, y quien tenía residencia, en Pensilvania, Estados Unidos.

El 26 de agosto de 2006, William Giraldo Jiménez, vendió las dos propiedades a Lulú Solano Mena, y lo hizo a través de un “convenio transaccional de cesión de derechos, cesión de la posesión contractual y cesión de derechos litigiosos”, ante el Notario Público número  34, Juan Martínez Martínez; y decidió hacerlo de esta forma, debido a que por ser extranjero, y por tratarse de predios del Inviqroo, los cuales aún no estaban escriturados, no podían entregársele en propiedad.

En este convenio, William Giraldo declaró que “acepta que la cesionaria mantiene la posesión respecto de los inmuebles, materia del presente, determinando que es su deseo ceder su posición contractual así como los derechos generales  que pudieran generarse, ya presentes, ya pasados…”

Años atrás, el 31 de julio de 2003, Martin Ruiz Cuevas y Ariadna Medina Mejia, mediante escritura pública, otorgaron a William Giraldo Jiménez y a Lulú Solano Mena, poder amplio para pleitos y cobranzas y actos de administración y de dominio, con el único propósito de que pudieran realizar los trámites necesarios para la titulación del bien inmueble ante el INVIQROO, que posteriormente fue cambiado su nombre a INFOVIR.

Despojo sobre despojo

La señora Lulú Solano agregó que el 5 de diciembre del 2013, le fue notificado que, a través de una jurisdicción voluntaria, había quedado sin efecto el convenio transaccional de sesión de derechos respecto de un inmueble, de sesión de posición contractual y sesión de derechos litigiosos, firmado en el 2006, a su favor por parte de William Giraldo Jiménez.

El 6 de febrero de este año descubrió que el impuesto predial de uno de los predios ya había sido pagado, y que abogados del anterior propietario de éstos, estaban haciendo gestiones, ante la Notaría número 52 de Cancún, para obtener un traslado de dominio, a favor de María Aime Vergara Calbo, quien tiene en arrendamiento parte del predio, donde opera un minisúper.

El 6 de febrero de 2014 para efectos de revertir el mal uso que los abogados pretendían darle a un poder, dado por los originales propietarios de los predios, Martin Ruiz Cuevas aceptó firmar un oficio en el que reconoce que este poder en su propio contenido no se especifica ni fundamentó, ni clausula legal alguna que determine el otorgamiento de actos de dominio, para evitar actos de contravención  de la ley que implicaran un fraude. Es decir, en términos prácticos, desconoció dicho poder.

Pero, días después, es el propio Martín Ruiz Cuevas, quien en contubernio con la Notaria Pública número 31, a cargo del licenciado Rainier Alejandro Esquivel Pérez, asegura que sí es válido el poder expedido a favor de William Giraldo Jiménez, quien se ostenta como propietario, no reconociéndose de esta manera la venta que éste hizo.

A través de esta maniobra, se pretende despojar de sus predios a la señora Lulú Solano, para que pasen a manos de la empresa Ocelotes Properties S.R.L., representada por Virgilio Octavio Gutiérrez; todo con la ayuda del notario número 31, Rainer Alejandro Esquivel, del municipio maya de Felipe Carrillo Puerto.

La agraviada comentó que ya se interpuso una denuncia por fraude, en contra de todas las personas implicadas, misma que quedó asentada bajo la AP 571/2014, toda vez existe dolo en todas las acciones emprendidas para despojarla, a pesar de que tiene en su poder el título de propiedad original, y aunque no fue puesto a nombre de ella, existen suficientes antecedentes para demostrar que se realizó una compra legal.

Los predios en disputa tienen una superficie de 400 metros cuadrados, cuando fueron vendidos aun no contaban con título de propiedad, el cual fue expedido por el Instituto de Fomento a la Vivienda y la Propiedad (INFOVIR), hasta el año 2011, pero a nombre de Ariadna Medina Mejía, esposa de Martín Ruiz Cuevas.

Los predios en litigio se ubican al lado del Hotel Casa Ticul, propiedad de Martín Ruiz Cuevas, quien no sobra recordar, fungió como testigo protegido, bajo el nombre de “Peter”, para la Procuraduría General de la República (PGR), donde testificó en contra del ex gobernador Mario Villanueva Madrid, en lo relacionado al lavado de dinero. (NoticaribeNews)

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger