BREAKING NEWS
.

lunes, octubre 13, 2014

Despilfarro insultante del diputado “Chanito” Toledo. ¿Qué le debe el gobernador Roberto Borge?

Fabiola Cortés Miranda

CANCÚN, MX.-Un gran error ha sido el primer informe de José Luis Toledo Medina, el presidente de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados, y delfín del gobernador Roberto Borge Angulo, que lo único que exhibe es el nivel de despilfarro, de corrupción, de uso indebido de recursos públicos y una total falta de respeto a la población. Un festín, un circo.


Cuando algunos críticos aluden a la juventud del gobernador Roberto Borge para intentar explicar los extremos de cinismo, de intolerancia y de uso abusivo del poder y del control sobre todo, hasta del último centavo de las arcas municipales, de dependencias  y de organismos como la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, e incluso los Fideicomisos de Promoción Turística; están siendo quizás muy benevolentes. Porque hay cosas que con el paso del tiempo se quitan, pero otras no, y éste parece ser el caso.

El gobernador Roberto Borge ha traspasado muchos límites, y siempre que se traspasan los límites, tarde o temprano, hay consecuencias.  

El caso del informe-fiesta-destape del joven “Chanito” Toledo, es uno más de los límites que ha traspasado el Gobernador, para dejar sentir su poder, su capacidad para hacer y deshacer.


Si Andrés Manuel López Obrador ha sido conocido por su frase de mandar las instituciones “al diablo”; Borge Angulo ya es el rey de pasar por encima de cualquier institución, porque él se ha convertido en “la institución”; en el Poder Ejecutivo, en el Poder Legislativo y en el Poder Judicial.    

La “fiesta” siempre soñada del diputado Chanito Toledo, quien como ya dijimos en anterior comentario, proviene de una familia acostumbrada a “aprovechar” y “servirse” de la función pública, fue, sin duda alguna, una especie de destape adelantado, posiblemente para una diputación federal primero, pero seguro que sí, para una gubernatura, muy lejana y que ya no depende del gobernador Roberto Borge, pues con el regreso del PRI a Los Pinos, este tipo de decisiones ya no están en las manos de los señores feudales que gobiernan algunos estados, como ejemplo, Quintana Roo.

Borge está adelantando a su delfín quizás para tratar de justificar, más adelante, en el momento de que se elija al candidato, que es "el único", el avanzado, el querido y reclamado por las encuestas para sucederlo en el cargo, y que cualquier otro, sería un fracaso.


La deuda que Roberto Borge Angulo tiene con José Luis Toledo Medina es muy grande, en principio es una deuda de lealtad, y también es una deuda económica, pues “Chanito” era tesorero en la administración del presidente municipal Filiberto Martínez Méndez,  y él operó para el Gobernador, el gran saqueo de alrededor de 600 millones de pesos provenientes de diversos préstamos.

A pesar de que el dinero de un empréstito por 386 millones de pesos estaba etiquetado para diversas obras, y había sido aprobado además por el Congreso en la XIII Legislatura, al entonces tesorero José Luis Toledo Medina, no le tembló la mano para sacar el dinero y entregárselo al gobernador Roberto Borge Angulo.

A esos 386 millones de pesos, se suman otros 300 millones de pesos, provenientes de tres endeudamientos distintos, que tampoco se aplicaron en Solidaridad, y que se pretende hacer creer que se gastaron en compras ridículas e inaceptables.

Como lo hemos documentado, y como está a la vista de todos los playenses, el dinero se esfumó; ¿a dónde fue a parar?; eso lo saben tanto el ex alcalde Filiberto Martínez Méndez, como el tesorero José Luis "Chanito" Toledo. Aunque ambos juegan en equipos diferentes, mientras Toledo Medina es el fiel servidor de Borge Angulo, Martínez Méndez lo es del clan Joaquín. Pero ambos, conocedores del escandaloso desvío de recursos, alcanzaron la protección del fuero que les da ser diputados, y ambos son los extremos de una misma cuerda en el enjuague de casi 600 millones de pesos que se esfumaron.

Fue esta “disposición” de Chanito Toledo, lo que lo llevó a la diputación local, con miras más amplias, a convertirse en el sucesor de Roberto Borge para seguir operando los recursos a favor de un insaciable político, por otros seis años más.

A la “fiestecita del diputado Toledo asistieron unos diez mil acarreados, las huestes de la CROC, la CTM y otros sindicatos; simpatizantes del PRI, las bases de los líderes y lideresas del tricolor, la gran mayoría con cara de aburrimiento y de perplejidad, porque no lo sabrán nunca con exactitud, pero todos podemos imaginar la magnitud del gasto que se requirió para armar el festejo. 

El informe de un diputado más de la XIV Legislatura de Quintana Roo, se convirtió en un verdadero destape al que asistieron, ex gobernadores, diputados federales y compañeros del Licenciado en Turismo, José Luis Toledo Medina. Eso sí, nadie del gobierno federal llegó a avalar el desproporcionado festejo, del que "el hombre de ley" nos deberá rendir cuentas.

Lo que informó José Luis Toledo no tiene la menor importancia, porque como legislador, además de una que otra iniciativa como la de dotar de actas de nacimiento gratuitas a los recién nacidos, la cual, por cierto es de manufactura federal; ha hecho otras tan ineficientes como inaplicables como la ley del primer empleo. Fuera de ello, no ha hecho otra cosa que acompañar, casi casi, hasta el retrete, al gobernador Roberto Borge Angulo. A todos los eventos, inauguraciones, banderazos, primeras piedras, entrega de esto y del otro, asiste Roberto Borge, y su sombra, José Luis Toledo Medina, así que cualquiera que tenga un centímetro de frente se podrá imaginar que “Chanito” Toledo como congresista no ha hecho nada.

El diputado por el VII Distrito, de Playa del Carmen, no se presentó realmente a rendir cuentas sobre el trabajo que no ha hecho, se presentó como el payaso de un circo de simulaciones, donde él se ha convertido en un experto.

Utilizar de eslogan “gente de ley” es una burla cínica del diputado que nos deja ver de lo que es capaz. De fingir ser un hombre respetuoso de la ley, cuando a sus treinta y pocos años se atrevió a saquear casi 600 millones de pesos del ayuntamiento de donde él era Tesorero.
  
Pero la evidencia de que José Luis Toledo es capaz de superar al actual gobernador Roberto Borge Angulo en su rapiña, en su voracidad y en su soberbia, es la colocación de miles de anuncios espectaculares y mantas en todo el estado,  cuyo costo es de decenas de millones de pesos. Además, la fiesta de “Chanito” Toledo estuvo amenizada por los “Súper Lamas”, allí, hay que sumar otra lana.     

Entre los asistentes al circo, estuvieron los ex gobernadores Félix González Canto, Jesús Martínez Ross, Miguel Borge Marín, Isabel Tenorio, esposa de Mario Villanueva, diputados federales como Román Quian y Raymundo King.

El magistrado presidente, Fidel Villanueva Rivero también llegó. El diputado federal Ramiro Ramos, estuvo en representación del presidente nacional del PRI, César Camacho; también pasaron lista el diputado Juan Guajardo de Tamaulipas, y Roberto Vallejo de Guanajuato.

Algunos de los ex presidentes municipales de Solidaridad que se dieron tiempo de llegar a tan “trascendental acto” estuvieron Ramón Severo, Rafael Medina Rivero, Javier Cal López, Miguel Ramón Martín, Gabriel Mendicuti, Rafael Kantun, y por supuesto, el papá del José Luis Toledo, Marciano “Chano” Toledo.

Prácticamente todos los integrantes de la XIV Legislatura asistieron: los diputados locales Pedro Flota, líder del PRI en Quintana Roo, Maritza Medina,  Juan Manuel Herrera, José Ángel Chacón, Filiberto Martínez, los croquistas Mario Machuca y Martín de la Cruz, Berenice Polanco, Susana Hurtado, Juan Carrillo Soberanis, Maribel Villegas, Cora Amalia Castilla Madrid, las panistas Perla Tun, y Trinidad García Argüelles, el perredista Jorge Aguilar Osorio; del Verde Ecologista Remberto Estrada, Marcia Piña, el petista Hernán Villatoro; el diputado de Movimiento Ciudadano, Luis Roldán.


“Chanolandia” versión dos

Como “Chanolandia” se conoce a una propiedad del padre de José Luis Toledo, ubicada al poniente de Playa del Carmen, se trata de un sitio donde la familia Toledo construyó, sin ningún tipo de permisos federales ni municipales, una residencia, algo así como un Disneylandia maya, enormemente kitch y de mal gusto, donde además de dinamitar un cenote para hacerlo lago, y ponerle patos, tienen algunas especies de fauna protegida, como unos changuitos; todo ello sin permiso.


Ahora Cancún se convirtió en una especie de Chanolandia, no por lo del lago y demás, sino por los cientos de anuncios espectaculares que inundan la carretera
Playa del Carmen-Cancún, los puentes, los camiones, los parabuses, y casi cualquier espacio que se mire.

Pero sabe que es lo peor, que lo que debería darles vergüenza a los priistas, como el despilfarro, el derroche, el desvío de recursos y el uso abusivo del poder, les da orgullo.


“Chanito” Toledo, ni en el chispazo más lúcido de su existencia sería capaz de racionalizar que lo que hizo, como el saqueo de las arcas municipales de Playa del Carmen, es un delito; y que lo que hace ahora, con su primer informe, es la evidencia de un estado y un PRI podrido de corrupción.





1 comentario :

  1. muy, pero muy buen reportaje de fabiola cortéz miranda... mis respetos a su profesionalismo periodistico y la veracidad de lo comentado .... todo lo que aquí se dice es verdad... veremos que dice el PRI-Nacional quien, dirigido desde los pinos es quien decidirá que hacer con este ente felixista-borgista.... amén...

    ResponderEliminar

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger