BREAKING NEWS
.

miércoles, febrero 17, 2016

Muere en Cancún Max Vega Tato, uno de los hombres más íntegros de la izquierda mexicana

Fabiola Cortés Miranda


CANCÚN, MX.- Hoy en la madrugada falleció Max Vega Tato. Si la izquierda en Quintana Roo tenía un hombre íntegro y congruente, ése fue Max Vega, a quien, con sinceridad, no le interesaban los colores, sino los ciudadanos, la gente. Fue fundador de Ciudadanet.  

Max fue candidato en el 2007 del Partido Alternativa Social a la presidencia municipal de Benito Juárez (Cancún), también militó en el PRD, y en sus últimos años, en el MORENA.

A diferencia de casi todos los saltimbanquis de partidos, Max Vega no dejaba las filas de los institutos políticos por no alcanzar cuotas de poder, sino por cuestiones de principios, doctrinarios, podríamos decir.

Vega Tato no se callaba, no era político, decía lo que pensaba sin maquillaje, gustara o no gustara. A pesar de ser un hombre, como se diría coloquialmente, con muchos kilómetros recorridos, era por decirlo así, inocente, o demasiado bien intencionado, lo que poco o nada sirve en las lides de la política.

En los últimos años de su vida fue un férreo impulsor del partido de Andrés Manuel López Obrador, del que también impugnó procesos amañados e imposiciones, del que se desvinculó públicamente de ciertos personajes, porque como dije, Max Vega no era un hombre que operara en la sombra, lo hacía a la luz del día.  

En su intento por ganar el voto popular en el 2007, impulsó una campaña de señalización de las calles de Cancún. Colocó nomenclatura, en múltiples calles, claro, patrocinada y firmada por él. Se trata también de las primeras iniciativas verdaderamente ciudadanas, con miras a ganar un espacio político, sí es cierto, pero con ideas, con trabajo y con aportaciones sociales.

Hace un par de años también promovió un Frente Quintanarroense contra la traición legislativa, por el incremento del IVA en el estado, de 11 a 16 por ciento.

También encabezó un movimiento para que el Congreso local realizara su tarea de supervisión de la deuda pública de Cancún, durante el trienio del alcalde Gregorio Sánchez Martínez, y en el que se “extraviaron” varios cientos de millones de pesos.

Igualmente, impu.lsó un movimiento para “reprobar” a los candidatos en la boleta electoral, en el 2013

Me parece que así se le puede recordar a Max Vega Tato, como uno de los hombres más íntegros de la izquierda de Quintana Roo, y, sin temor a equivocarme, del país. Que descanse en paz. (NoticaribeNews)

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger