BREAKING NEWS
.

miércoles, febrero 10, 2016

Frena juez federal hotel RIU Riviera-Cancún, otro proyecto depredador

CANCÚN, MX.- Un juez federal concedió una suspensión provisional para frenar la construcción del hotel RIU Riviera-Cancún, de 530 habitaciones, que la cadena mallorquina pretende realizar en el kilómetro 17 de la zona hotelera de Cancún, muy cerca de una zona de alta fragilidad ambiental por encontrarse dentro de un área natural protegida.

Sin embargo, el Juez Séptimo de Distrito, con sede en Cancún, fijó una fianza de un millón de pesos para otorgar la suspensión definitiva, por lo que el abogado Francisco Villarreal interpuso un recurso de queja, mismo que se resolverá en los próximos 5 días hábiles.

Los promoventes del amparo son parte del mismo equipo de abogados que lograron las suspensiones del proyecto Malecón Tajamar.

En su escrito, los profesionistas expusieron las varias violaciones por parte de RIU al procedimiento administrativo para obtener el visto bueno a su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que le autoriza a construir 530 habitaciones en un terreno situado muy cerca de dos Áreas Naturales Protegidas (ANP), que son Manglares de Nichupté y el Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc.

La firma mallorquina RIU pretendió iniciar obras aún sin contar con la MIA, y el ayuntamiento priista de Cancún, a cargo de Paul Carrillo de Cáceres, le entregó las licencias de construcción en contravención de la reglamentación municipal.

Esta no es la primera vez que RIU pretende construir violentando la legislación ambiental, en 2003, inició la construcción del Hotel Palace Américas sin contar con autorización de impacto ambiental y violando el permiso otorgado para su primer hotel, el Hotel RIU Cancún, construyendo edificios más altos y con más habitaciones hoteleras de las permitidas. Ello le valió una multa de 3.5 millones de dólares, por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa); un costo mínimo, frente a las ganancias que le han dejado por años la ocupación de sus cuartos hoteleros

Y como una broma de mal gusto, apenas el 27 de enero pasado, la firma se adhirió al Código Ético Mundial para el Turismo de la Organización Mundial de la Salud (OMT).

La información completa se puede leer en El Economista

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger