BREAKING NEWS
.

lunes, enero 04, 2016

Error de estrategia o corrupción en pago de casi 4 millones de dólares para promocionar la marca México en peleas de box

Fabiola Cortés Miranda

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Cuando los dos destinos turísticos más importantes del país y que mayores divisas generan a México, Cancún y la Riviera Maya, lucen descuidados, incluso en algunas de sus zonas emblemáticas, como la Quinta Avenida, pareciera un completo desacierto destinar 3 millones 950 mil dólares a la promoción de la marca México en Estados Unidos, únicamente en peleas de box.

Ese es el monto de recursos públicos que el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) entregó al World Boxing Council (WBC) en 2015. Considerando un precio promedio anual de 16 pesos por dólar, estamos hablando de 63 millones 200 mil pesos. 

El tema saltó a los medios de comunicación tras la llamada pelea del siglo, entre Myaweather-Pacquiao el 31 de mayo del 2015, cuando la promoción de la marca México se hizo evidente.

NoticaribeNews logró obtener una copia del contrato, con sus anexos, entre el CPTM y el WBC luego de interponer un recurso de revisión ante el entonces IFAI, ahora INAI, por las evasivas del Consejo de Promoción a transparentar el monto gastado en peleas de box.

El CPTM se resistió hasta donde pudo a proporcionar el contrato completo, esto es, con sus anexos. Inicialmente entregó un convenio de 20 hojas, y fue necesaria otra solicitud de información para obtener los anexos. La versión pública del contrato y anexos es un documento de 56 hojas. 

¿Por qué el CPTM ocultaba el convenio con el WBC?

El contrato firmado entre el CPTM y el Consejo Mundial de Boxeo (WBC) es verdaderamente ventajoso para el WBC. Se pactó la promoción de la marca México en 15 peleas, sin precisar cuáles, y no existe ninguna obligación por parte del Consejo Mundial de Boxeo de justificar el impacto mediático generado para la marca México por los eventos boxísticos.

El WBC dio por cumplido su trabajo con la sola entrega de los “testigos” de la difusión de la marca México, lo mismo si se trató de medios impresos, electrónicos, digitales, social media, vallas, espectaculares  o pantallas.   Pero no existe ningún compromiso ni garantía sobre el impacto mediático.

En el anexo uno se acuerda que la promoción se realizará en “15 eventos de la WBC”  en las plataformas “pago por evento”, “televisión por cable” y “televisión abierta”.

De los 15 eventos en los que se promocionó la marca México, sin lugar a dudas, únicamente la llamada pelea del siglo, entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao del 2 de mayo del 2015 resultó de alcance relevante, de allí en fuera, se requiere ser muy aficionado al box para recordar otro episodio destacado en el que haya aparecido la marca México. De mucho menor nivel, y siendo muy indulgentes, se podría agregar la pelea entre el boxeador Saúl "Canelo" Álvarez contra Miguel Ángel Cotto, del 21 de noviembre pasado.

El contrato también incluye el anexo dos, que es la "propuesta técnica-económica", presentada por el Consejo Mundial de Boxeo para la promoción de la marca México, y a la que literalmente no se le cambió ni una coma. Es decir, el WBC pidió, y el Consejo de Promoción Turística de México entregó todo, sin ningún reparo; se limitó a cumplir el contrato que le impuso el WBC. Todo un sueño para cualquier prestador de servicios..

Por parte de los funcionarios, el contrato fue firmado por el arquitecto Rodrigo Esponda Cascajares, director regional para América del Norte del CPTM, y Yadira López Salas, directora adjunta de Mercadotecnia y Promoción del CPTM; por parte del Consejo Mundial de Boxeo lo signó Miguel Ernesto López García, en su carácter de representante legal. 

Como lo publicó el periodista Raúl Ochoa, de la revista Proceso, la WBC, empresa con la que el CPTM firmó contrato, es en realidad el Consejo Mundial de Boxeo, marca creada por José Suleimán: “el proveedor, World Boxing Council, Inc., declara ser una empresa de nacionalidad puertorriqueña, legalmente constituida conforme a las leyes de Puerto Rico (…). Sin embargo, cuando se intenta acceder al sitio web de la citada compañía, el enlace remite directamente al portal oficial del CMB, que preside el mexicano Mauricio Sulaimán, quien heredó el cargo tras la muerte de su padre, José, en enero de 2014”, refiere el reportaje.

Así de claras las cosas, y con el anexo uno del contrato a la vista, nadie, ni los que lo firmaron, podrían defender que gastar 3 millones 950 mil dólares (o poco más de 60 millones de pesos) en peleas de box, para la promoción de la marca México en Estados Unidos, resultó un buen negocio; al contrario, es un fraude consentido, un desvío de recursos muy mal simulado o un error garrafal de algún funcionario público; en cualquiera de los casos, debería haber sanciones para quien tomó tal decisión.

Tiene Cancún, “sucursal” del Consejo Mundial de Boxeo

En Quintana Roo, José Alberto “Pepe” Gómez, propietario del periódico oficialista Quequi, y ahora empresario del mundo del box, tiene una especie de sucursal del Consejo Mundial de Boxeo, se trata de la marca “Cancún Boxing”, a través de la cual, ha utilizado la presencia de boxeadores y del propio Suleimán (+) para promover la imagen de los políticos priistas, desde el Gobernador Roberto Borge hasta los presidentes municipales.


El gobierno de Quintana Roo, según documentamos, también ha destinado recursos públicos a Cancún Boxing, para la promoción de diversas peleas del Consejo Mundial de Boxeo, en total 14 millones de pesos provenientes del Fideicomiso de Promoción Turística de Cancún, el equivalente al CPTM local.   

Aquí algunos de los momentos en los que el boxeo y la política se han servido mutuamente:


En diciembre de 2012, el gobernador Roberto Borge Angulo, acompañado del presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán Chagnón, y del ex campeón mundial de peso completo, Muhammad Alí inauguró la 50 Convención Anual del CMB, que se celebró en Cancún del 2 al 8 de diciembre de ese año.


El 9 de abril de 2013, el gobernador Roberto Borge Angulo, acompañó al propietario de la marca “Cancún Boxing”, José Alberto “Pepe” Gómez, a la Ciudad de México, para estar presente en el anuncio del combate entre el campeón mundial de peso welter y superwelter, el norteamericano Sugar Shane Mosley, y el mexicano Pablo César “Demoledor” Cano, que se celebró el 18 de mayo de 2013, en el Hotel Grand Oasis Cancún. Además de los combatientes, en la rueda de prensa estuvo José  Suleimán.

El 18 de agosto de 2013, el boxeo en Quintana Roo nuevamente fue noticia: “el gobernador Roberto Borge Angulo, acompañado por el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán Chagnón, y el promotor boxístico y propietario de “Cancún Boxing”, José Alberto Gómez Álvarez, asistió a la función de box denominada “Combate Final”, que estelarizaron el chetumaleño Sergio “Yeyo” Thompson y el japonés Takashi Miura, quien retuvo el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo”, se difundió desde la Unidad del Vocero. 

El 13 de marzo de 2014, el gobernador Roberto Borge Angulo y su delfín, José Luis “Chanito” Toledo Medina, se fotografiaron con el boxeador chetumaleño Sergio “Yeyo” Thompson, tras el combate en el que venció a Ricardo “Dinamita” Álvarez, en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada, EE.UU., “triunfo que le permitió mantener el cinturón internacional ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB)”.


El 18 de julio de 2014, a propósito del 14 aniversario del periódico Quequi, propiedad de Pepe Gómez, el gobernador Roberto Borge, la entonces secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, y múltiples políticos locales, se retrataron con algunos boxeadores que asistieron al evento, como Miguel Ángel Cotto, y el ex campeón mundial, Julio César Chávez, quien, por cierto, fue uno de los invitados de “lujo” de Borge Angulo en su pasado cumpleaños, el 29 de diciembre.


Todos esos eventos se promocionaron a través de la Unidad del Vocero. (NoticaribeNews) 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger