BREAKING NEWS
.

miércoles, enero 27, 2016

Mientras en Cancún RIU incumple leyes ambientales, presume firma de Código Ético Mundial

CANCÚN, MX.-Mientras en Cancún, la cadena de hoteles RIU es conocida por incumplir las leyes ambientales, y ahora mismo se encuentra inmersa en señalamientos por la construcción del “Hotel Riviera Cancún”, el cual se ubicará próximo al área natural protegida Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, un sitio de gran fragilidad ambiental, la firma mallorquina presume su adhesión al Código Ético Mundial para el Turismo de la Organización Mundial de la Salud (OMT).

En un boletín de prensa, se lee que con la firma de este documento, RIU Hotels & Resorts se compromete “a salvaguardar una serie de principios éticos relacionados con la sostenibilidad y el desarrollo responsable de la prácticas del turismo tales como respetar los derechos humanos, promover la lucha contra la explotación de las personas y del medio ambiente, la igualdad de género, la accesibilidad, así como promover el respeto a las comunidades locales y los derechos de los trabajadores”.

Esta firma llega en momentos en que la cadena RIU está siendo cuestionada, por prácticas de ética dudosa, como el hecho de que el ayuntamiento de Cancún le entregara a la compañía licencias de construcción para iniciar los trabajos un predio donde pretende construir más de 500 habitaciones hoteleras, el cual se encuentra cercano a un área natural protegida, y que además, es susceptible a la erosión de playas.

La cadena RIU es señalada de haberse beneficiado de cambios de uso de suelo, por parte del ayuntamiento de Cancún, para construir un resort de mayor impacto al originalmente permitido en la zona.     

Además, la firma mallorquina también recibió una “ayudadita” en diciembre pasado, de parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que le autorizó a la compañía RIUSA II, filial de los hoteles RIU, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que le permitirá edificar el centro de hospedaje “Hotel Riviera Cancún”; lo hizo en plenas vacaciones de invierno, a pocas semanas de que RIU presentara un nuevo proyecto y días antes de que venciera la consulta pública para emitir opiniones en torno al proyecto.  

En diciembre pasado RIU obtuvo autorización de parte de la Semarnat para construir el “Hotel Riviera Cancún”, consistente en un edificio en forma de “L”, de 16 niveles que albergarán 530 cuartos hoteleros, además de los correspondientes espacios para amenidades.      

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) ha señalado múltiples irregularidades por parte de la compañía española RIUSA II, así como las afectaciones ambientales irreversibles que sufrirá el entorno por la construcción de un hotel de las dimensiones que la Semarnat le autorizó.

El sitio cercano a donde se construirá el nuevo hotel RIU tiene una tasa de erosión promedio anual de 13.9 metros, una de las mayores en las playas de Cancún, y en ocho años se reportó una erosión total de 111 metros de arenales, según organizaciones ambientalistas, que refieren el “Estudio de la Vulnerabilidad y Programa de Adaptación ante la Viabilidad Climática y el Cambio Climático”, elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt).

El emporio RIU está acostumbrado a la ilegalidad y al escándalo. En 2003, inició la construcción del Hotel Palace Américas sin contar con autorización de impacto ambiental y violando el permiso otorgado para su primer hotel, el Hotel RIU Cancún, construyendo edificios más altos y con más habitaciones hoteleras de las permitidas. Ello le valió una multa de 3.5 millones de dólares, por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa); un costo mínimo, frente a las ganancias que le han dejado por años la ocupación de sus cuartos hoteleros.

Ahora, muy éticos…

Según el boletín enviado por la hotelera, “el Código Ético Mundial para el Turismo es el principal documento de los principios de la OMT y una guía fundamental para orientar a los principales actores del desarrollo turístico en la consecución de un turismo responsable y sostenible. Adoptado en 1999 por la Asamblea General de la OMT, y reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2001, contiene un conjunto de principios cuya finalidad es maximizar los beneficios socioeconómicos del sector, mitigando a la vez cualquier efecto negativo y reforzando los valores de la hospitalidad, la sostenibilidad ambiental, social y cultural de las sociedades receptoras del turismo.”

“Con la participación de RIU en el Código Ético Mundial para el Turismo, la cadena hotelera demuestra una vez más que es su prioridad desarrollar su negocio de una manera cada vez más responsable con el entorno y la comunidad. Junto a este acuerdo, el equipo de Responsabilidad Social Corporativa cuenta con un ambicioso Plan de Acción centrado en el medio ambiente, acciones sociales y el bienestar del equipo humano.” (NoticaribeNews)

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger