BREAKING NEWS
.

miércoles, mayo 25, 2016

Mauricio Góngora y el PRI, heridos de muerte en QRoo. Pero eso no basta para ganar

 Fabiola Cortés Miranda

Mauricio Góngora, el candidato a la gubernatura por Quintana Roo, del PRI-PVEM-PANAL, hoy recibió una estocada mortal. En días recientes el ex Presidente municipal de Solidaridad, junto con su partido, emprendió una guerra sucia contra Carlos Joaquín González, abanderado de la alianza PAN-PRD, que al final los metió rápidamente en un pantano, con el efecto propio de estos lodos fangosos: entre más se mueve alguien más se hunde.

Carlos Joaquín, con la prudencia que lo caracteriza, y que algunos consideran incluso tibieza, aguantó y aguantó; hasta hace unas horas, cuando a más de mil 400 kilómetros de distancia de Quintana Roo, tiró la estocada que hirió de muerte a Mauricio Góngora.

El ex priista presentó ante los medios de comunicación de la Ciudad de México una caja con miles de papeles y decenas de contratos, en los que, según su dicho, se presume la posible comisión de un delito que involucra 536 millones de pesos del erario que habrían sido entregados a empresas “amigas” de la administración de Mauricio Góngora.


“Son más de 10 mil fojas físicas y electrónicas que contienen comprobantes de contratos, facturas y transferencias, más de 300 documentos diversos que dejan constancia de malversación de fondos públicos a través de obra pública inexistente, uso (de) empresas fantasmas con direcciones fiscales falsas. Todo correspondiente a los años fiscales 2014 y 2015, y con un monto pagado superior a los 536 millones de pesos”, se dijo en la conferencia de prensa.

El “modus operandi” del desvío de recursos se realizaba básicamente a través de 35 proveedores que simulaban proporcionar servicios que ya otras empresas prestaban, como pago por el servicio de alquiler de volquetes para el programa patio limpio y descacharrización; pago por el servicio de retroexcavadoras para el apoyo en la limpieza de lotes baldíos y basureros clandestinos, pago por el arrendamiento de volquetes para la recolecta de basura en fraccionamientos, y pago por el servicio de arrendamiento de pipas de agua; entre otros.

Entre las empresas involucradas en el presunto desvío de recursos están Bienes y Servicios Elau S.A. de C.V., CAYUQ Servicios S.A. de C.V., e Impulsora Comercial Punta S.A. de C.V.; y todas ellas comparten características, por ejemplo,  los montos facturados por cada una es similar, los precios por sus servicios están inflados, tienen la misma dirección fiscal, en los domicilios fiscales no existen oficinas de dichas empresas, emitieron el mismo número de facturas y las facturas tienen números consecutivos, como si solo hubieran facturado para el ayuntamiento de Solidaridad.


En estas circunstancias se identificaron a 35 proveedores, beneficiados no solo por los generosos contratos, sino porque a diferencia de la mayoría de proveedores, se les entregaba un pago puntual, sin demoras.

Rastrear los trabajos que hicieron estas empresas es difícil aunque no imposible, ya que se trata de servicios eventuales y cuyo resultado no es permanente.  Aunque a los playenses nos consta que ni retroexcavadoras ni volquetes han limpiado los cientos de lotes baldíos que existen en Playa del Carmen, y mucho menos, las pipas de agua regaban las plantas de los camellones, que desaparecieron en muchos puntos por el intenso sol y la falta de agua.

Pero, alguna forma habrá para integrar la denuncia; estoy segura-

Mauricio Góngora mintió en su 3 de 3, y ocultó bienes   
  
Además de la documentación presentada ante los medios de comunicación, Carlos Joaquín también exhibió la opacidad y el engaño del candidato del PRI-PVEM-PANAL, quien ocultó en su declaración 3 de, 3 dos inmuebles cuyos folios se pueden consultar en el Registro Público de la Propiedad, y los cuales tendrían un valor conjunto estimado de 22 millones de pesos.

En su declaración patrimonial, el candidato del PRI-PVEM-PANAL reportó ser dueño de cinco bienes inmuebles; sin embargo, de acuerdo con la información disponible en el Registro Público, Góngora Escalante cuenta con siete propiedades registradas a su nombre.

Estas propiedades no reportadas fueron adquiridas en el 2011; se ubican en Punta Allen, en Tulum, y cuentan con una superficie de 2 mil 419 metros, una; y de 3 mil 447 metros, otra.

También, en el Registro Público de la Propiedad se ubicaron tres propiedades a nombre de Cynthia Osorio, esposa del candidato Góngora, y no dos, como declaró el candidato del PRI en su 3 de 3.

El inmueble no declarado corresponde a un terreno de 200 metros ubicado en Playa del Carmen, el cual tiene un valor estimado de 2 millones de pesos.

Igualmente en el Registro Público se ubicó que Cynthia Osorio obtuvo de parte del Instituto de la Vivienda en Quintana Roo un terreno  de 200 metros, cerca de la Quinta Avenida, por el que pagó solo 29 mil 405 pesos; esto es, un precio 74 veces menor del que en realidad debió haber pagado.

Lo que nos toca a los ciudadanos

Exhibir la tremenda corrupción y saqueo del erario por parte de Mauricio Góngora no bastará para que Carlos Joaquín gane la elección el próximo 5 de junio, no será suficiente porque el PRI no está resignado a perder Quintana Roo, y ya tiene lista una estrategia para ensuciar la elección.

La estrategia incluye además de la rigurosa compra de votos a través de una estructura muy bien aceitada; el robo de urnas en poblaciones alejadas, como la zona rural de Chetumal y las zonas mayas de diversos municipios; el cierre de vías en estos lugares para impedir que ciudadanos afines a Carlos Joaquín puedan emitir su voto, la cobertura de todas las casillas electorales con experimentados mapaches electorales; y una campaña de miedo e intimidación; entre otras acciones.

Así las cosas, lo que nos toca a los ciudadanos en esta elección es superar cualquier pretexto y acudir a las urnas a votar. No olvidarnos que Facebook y Twitter no votan, y que el apoyo que se externe desde las redes sociales no contará para el Instituto Electoral; que nuestro voto, verdaderamente, hará la diferencia; y que debemos actuar como promotores del sufragio entre nuestros amigos y familiares; porque se requerirá de un triunfo contundente para no dejarle al PRI y su aliados, el PVEM y el PANAL, la mínima oportunidad de lograr su cometido: ensuciar la elección y que ésta se resuelva en el Tribunal.

Si este 5 de junio realmente ejercemos nuestro poder ciudadano ya no habrá marcha atrás, el PRI de siempre deberá salir de todas las oficinas de Quintana Roo, y detrás de ellos deberán venir todas las denuncias que sean necesarias para terminar con la impunidad que mantiene sumido a este país en el hartazgo, la indiferencia, la miseria y la violencia.

Otra obligación que nos queda a los ciudadanos es exigir que la denuncia pública que hoy hizo Carlos Joaquín se convierta en una denuncia penal, y no se quede en un circo mediático que baje el telón después del 5 de junio.

No tengo la menor duda de que Carlos Joaquín ya ganó las próximas elecciones, pero solo la participación ciudadana lo hará Gobernador. Y después del 5 de junio, de nosotros los ciudadanos dependerá conformarnos con un cambio cosmético o impulsar un cambio de fondo. No tolerar que acompañen a Carlos Joaquín en su gobierno los saqueadores priistas y ex priistas con negro historial, los conocidos por su mala fama pública ni los corruptos. Sí se trata de una revancha, la revancha de los ciudadanos. 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger