BREAKING NEWS
.

domingo, abril 10, 2016

Donald Trump odia a México por tres experiencias de alta corrupción en sus negocios, una de ellas en Cozumel

CANCÚN, MX.- Las críticas virulentas, prácticamente de odio que el precandidato republicano a la presidencia de EEUU, Donald Trump no se cansa de lanzar contra México, tienen su raíz en tres experiencias de alta corrupción que padeció el empresario en este país, según aventura la revista Proceso, en su edición de este domingo.

Uno de los fallidos negocios que hizo salir a Donald Trump aborreciendo a México, lo intentó realizar en Cozumel, donde el entonces alcalde panista Gustavo Ortega, le pidió 20 millones de dólares a los hijos del magnate para autorizarle el cambio de uso de suelo de un extenso terreno donde, con un socio mexicano, realizaría un ambicioso proyecto hotelero inmobiliario donde construiría además un campo de golf.

A continuación se reproduce parte del reportaje, retomado del sitio Sputnik  

Entre 2006 y 2008, Trump se enfrascó en un litigio por las ganancias del concurso Miss Universo, realizado en México en 2007; además, un proyecto inmobiliario apadrinado por él fracasó en las playas mexicanas de Baja California, en el Pacífico norte; y un alcalde de la isla mexicana Cozumel, en el mar Caribe, le exigió un millonario soborno para permitirle construir un resort, llevando al magnate inmobiliario a la convicción de que EEUU debe cerrar las puertas a la corrupción mexicana.


"Ese terreno ahora no vale nada; (pero) si yo le cambio el uso de suelo valdrá más de 1.000 millones de dólares; y yo ¿qué gano?", se sinceró el entonces alcalde de la isla caribeña de Cozumel, Gustavo Ortega Joaquín, ante los hijos del magnate inmobiliario Ivanaka y Donald Jr. Trump, según un testimonio publicado.

El alcalde fue directo al grano en una reunión con los hijos de Trump, en un restaurante en el Caribe mexicano, a finales de 2008: les pidió 20 millones de dólares para cambiar el uso legal del suelo en 12 kilómetros de playas de la paradisíaca isla, donde planeaban crear el resort de alta gama Punta Arrecifes, junto con un socio mexicano, ligado a la clase política gobernante.

La reunión de los hijos de Trump con el alcalde de la isla más grande México —con 50 km de largo por 15 de ancho-, ocurrió en Puerto Morelos, al sur de mayor complejo turístico mexicano de Cancún, de acuerdo con la versión de un testigo que formó parte del diseño de Punta Arrecifes Resort.

“Sorprendidos, los hijos de Trump dieron por terminadas las negociaciones y se fueron de Puerto Morelos”, al sur de Cancún, relató a Proceso el testigo de la reunión de los Trump con abogados del dueño de la empresa inmobiliaria mexicana Mayaland, quien pidió el anonimato.

Trump sólo había invertido 150.000 dólares, que les fueron devueltos años después por el socio Barbachano Herrero, propietario de 1.150 hectáreas donde se levantaría el complejo de 10 hoteles de gran lujo con casi 3.000 habitaciones, dos puertos deportivos, un campo del golf de 18 hoyos y  1.200 mansiones.

Leer nota completa en Sputnik.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger