BREAKING NEWS
.

jueves, junio 09, 2016

Médicos del Hospital General de Playa del Carmen denuncian corrupción y los despiden

Fabiola Cortés Miranda

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Protestar por sus condiciones laborales le costó al  médico Oscar Hernández Villalvazo ser despedido del Hospital General de Playa del Carmen, donde es moneda común laventa de plazas en alrededor de 200 mil pesos, según el “curriculum” del médico y el nivel de especialización, de acuerdo a testimonios de algunos profesionales a quienes les han sido “ofertadas” las plazas.

Desde hace unas semanas, los doctores, y demás personal que presta sus servicios en el Hospital General bajo el rubro de “personal de contrato e incidencia”, trabaja bajo protesta debido a las condiciones en las que opera este nosocomio, donde hacen falta medicamentos e insumos básicos. Además de que el hospital tiene en su historia reciente episodios que han puesto en alto riesgo la salud de los pacientes, como la falta de aire acondicionado que se prolongó por semanas, así como un apagón de energía eléctrica, el cual quedó videograbado por un médico que se encontraba practicando en ese momento una cirugía.   


De una de las puertas de la entrada del Hospital cuelga el pliego petitorio de nueve puntos que los médicos, enfermeras y empleados exigen.

En primer lugar, exigen una auditoria a la actual administración por las críticas condiciones en las que opera este centro médico.

En el punto tres, solicitan hacer público el escalafón de asignación de bases. Este es uno de los temas fundamentales y todo se reduce, empieza y termina con la corrupción. Médicos y enfermeras que llevan años trabajando bajo contratos temporales (de contrato e incidencia), han visto pasar a decenas de personas que con menos antigüedad o apenas recién llegados, obtienen una plaza, por “recomendación”, o, con mayor frecuencia, porque la compran; pagando por ésta no menos de 180 mil pesos.



Lo anterior redunda directamente en la calidad de la atención médica. En principio quiere decir que no nos están atendiendo ni los mejores doctores, ni los más preparados, ni los que tienen más experiencia; y mucho menos los más éticos, sino los más corruptos.  Porque el médico que compra una plaza está al mismo nivel que el policía que pide una mordida o que el político que desvía cientos de millones de pesos; no hay diferencia.

Por eso, es común ver a doctores y enfermeras sin vocación de servicio y que compraron su plaza para gozar de los privilegios que da tener la certeza de que hagas lo que hagas hay un sindicato que te respalda. Los pacientes y la atención médica es lo que menos les interesa. El médico que compra una plaza es un médico sin principios y que se siente tan limitado en sus capacidades que debe recurrir a la corrupción para “sobrevivir”.

Esta es una de las principales razones por las que debemos apoyar el movimiento y las demandas del personal médico del Hospital General, porque necesitamos que nos atiendan los mejores, no a los más corruptos.

Los médicos que se atrevieron a alzar la voz y defender sus derechos, también están exigiendo, aunque parezca una ironía, Seguridad Social, y gozar del mismo salario del que goza el personal de base, por realizar el mismo trabajo.

Igualmente piden que médicos y enfermeras que no cuenten con la capacidad profesional acreditada dejen los puestos que “compraron”, es decir, que se demuestre que tienen los conocimientos y las habilidades requeridas; de lo contrario, que sean reubicados.     


En el punto nueve los médicos demandan que se garantice su derecho constitucional a la libre manifestación, y no ser víctimas de represalias, como ocurrió con el doctor Oscar Hernández Villalvazo. (NoticaribeNews/Fotos: Antonio Ramos)

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger