BREAKING NEWS
.

domingo, diciembre 04, 2016

Cancún, sede de la COP 13, se encuentra en agonía ambiental

CANCÚN, MX.- En unas cuantas décadas, y nacido de la imaginación y la planeación de instancias gubernamentales y el financiamiento bancario,  Cancún se ha convertido en un ejemplo de depredación humana: ha perdido el 77 por ciento de sus selvas, el 64 por ciento de sus dunas costeras y el 68 por ciento de sus humedales (manglares) en los últimos 45 años, según un artículo publicado por Adriana Varillas en El Universal, a propósito de la Cumbre Mundial sobre Biodiversidad (COP-13) que se lleva a cabo en este destino turístico.


Un perfecto ejemplo de la pérdida de Biodiversidad local y regional, cuyos recursos naturales se han degradado por el desarrollo urbano y turístico no planificado o pervertido, así como por la sistemática violación de las restricciones contenidas en leyes ambientales, es Cancún, sede de la Cumbre Mundial sobre Biodiversidad (COP-13) y le siguen los pasos otros centros turísticos de Quintana Roo, como Puerto Morelos, Holbox, Tulum y Bacalar.

Las discusiones aquí, que involucran a 122 ministros de 196 países para signar compromisos que reviertan la veloz degradación de ecosistemas que hacen posible la vida humana en el planeta, siguen la ruta crítica marcada por las Metas de Aichi (2011-2020) ante la necesidad, entre otras cosas, de frenar y mitigar los impactos que provoca, a nivel global, la destrucción de ecosistemas de gran relevancia, ubicados en localidades y regiones.

Cancún -nacido de la selva y fruto de una de las planeaciones más extraordinarias en América Latina a cargo del Banco de México y Fonatur- de acuerdo con urbanistas de carácter nacional e internacional, ha perdido el 77 por ciento de sus selvas, el 64 por ciento de sus dunas costeras y el 68 por ciento de sus humedales (manglares) en los últimos 45 años, conforme a la investigación hecha por la Doctora en Desarrollo Económico y Sectorial, Christine Mc Coy.

La extensión original de las playas de Cancún –principal atractivo turístico del destino- ha disminuido en un 97 por ciento, pasando de 308 mil 892.34 metros cuadrados, a ocho mil 243.03, no sólo por el golpe de poderosos huracanes, sino por la construcción de más de 100 hoteles sobre la duna costera y el relleno de manglares, subraya Mc Coy Cador.

Si bien es cierto que en el pasado no había información tan contundente sobre  las consecuencias de edificar tan cerca del mar –excepto por la experiencia de Miami, bien conocida entonces- el saberlo tampoco detuvo a los inversionistas para seguir desarrollando sobre las dunas y rellenando manglares, ni los ha inhibido para rebasar los topes de construcción marcados en el Programa de Desarrollo Urbano de Cancún (PDU).

Leer aquí la nota completa: Cancún, ejemplo de daño ambiental

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger