BREAKING NEWS
.

miércoles, mayo 10, 2017

Justicia negociada: Mauricio en la cárcel y Paulina pone los bienes

Fabiola Cortés Miranda

“Que Dios los bendiga, cuídense mucho, que Dios los bendiga”, es lo único que Paulina García Achach, extitular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) al final de la administración de Roberto Borge, atinó a decir a los reporteros que la esperaban afuera del Centro de Readaptación de Chetumal, de acuerdo a una nota publicada en el periódico Por Esto en su edición del lunes nueve de mayo.

Por la frivolidad de la ex funcionaria, tal parece que Paulina García Achach aún no asume que está imputada en dos procesos penales por el quebranto al patrimonio del estado. En una primera capeta, según refiere el diario, los daños patrimoniales al Estado se estimaron en 8 millones 449 mil pesos por la venta irregular de terrenos en los municipios Benito Juárez, Cozumel, Isla Mujeres, Tulum y Othón P. Blanco, por lo que el juez de control le dictó como medida cautelar acudir cada 15 días a firmar al juzgado, además de la prohibición de salir del país sin autorización, y una garantía económica de 20 mil pesos.

La ex funcionaria está señalada de desempeño irregular de la función pública en ambos procesos, uno de ellos con relación a 44 contratos de compra-venta de lotes comerciales y habitacionales que fueron vendido por debajo de su valor comercial, en descuento. Los contratos de compra-venta y los descuentos efectuados durante su gestión como encargada de despacho se realizaron del primero de agosto del 2016 al 24 de septiembre del mismo año, y corresponden a 10 lotes en Benito Juárez, 10 en Cozumel, 16 en Isla Mujeres, 7 en Tulum y 2 en Othón P. Blanco.

En la segunda carpeta de investigación que por el mismo delito enfrenta Paulina García, la Fiscalía General del estado solicitó el aseguramiento de cinco propiedades y un vehículo de lujo para garantizar alrededor de 38 millones de pesos como daño al patrimonio del estado.

Las dos audiencias de la ex funcionaria fueron públicas, a diferencia de la de audiencia de Mauricio Rodríguez Marrufo, que fue a puerta cerrada y quien por el mismo delito y similar quebranto al estado, permanecerá en prisión preventiva, al menos durante los próximos dos meses.

¿Por qué el desigual rasero?

El día que Mauricio Rodríguez Marrufo, también ex secretario de la Seduvi fue detenido, la Fiscalía General del estado inicialmente difundió que se le habían embargado de forma preventiva algunos bienes a Rodríguez Marrufo, posteriormente se retractó.


Ahora de buena fuente pude saber que sí existió una negociación entre el grupo de familiares y amigos que rodean a estos dos ex funcionarios y la Fiscalía General del estado.

La negociación consistió en que Paulina García, hija del notario nueve de Cozumel, Irving García Valdez, no sería recluida, pero Mauricio Rodríguez Marrufo, sí. A cambio, el quebranto que se les imputa a ambos quedaría garantizado con bienes de la familia de Paulina García.


Como el abogado de Rodríguez Marrufo nada ha querido decir del proceso de su cliente, por ahora no se sabe si interpuso algún recurso para apelar la determinación del juez penal de mantener en prisión preventiva a su defendido. Lo que sí es seguro que el padre de Mauricio Rodríguez, Bello Melchor Rodríguez, también notario y ex procurador durante casi toda la administración de Félix González Canto, está haciendo lo imposible y tocando todas las puertas, para sacar lo más pronto posible a su vástago del Centro de Reinserción de Chetumal.


Parece que muchos, entre ellos, las funcionarias que dedican bendiciones al salir de prisión, no han ni empezado a entender que los tiempos pasados ya se fueron, aquellos donde la corrupción era algo sabido y que todos callaban; donde incluso era posible tener en la misma notaría una oficina trasera para hacer negocios ilícitos. Ahora muchos ciudadanos estamos exigiendo que esos días no vuelvan nunca más.    

Publicar un comentario

 
Copyright © 2015 NoticaribeNews Transparencia

Powered by Blogger